5 Razones para elegir la piedra sinterizada

La piedra sinterizada es un tipo de superficie compuesta por un material 100% natural que incorpora una innovadora tecnología que evita la proliferación de bacterias. Por ello, su uso más común es en las estancias como cocinas o baños.

Tras la COVID-19, las viviendas han adquirido un mayor compromiso, no sólo con el medio ambiente, sino también, con la salud y el bienestar de los espacios. Sirviendo tanto para interior como para exterior, este producto combina la tecnología con el diseño siendo lo más parecido visualmente al mármol.

¿De qué se compone la piedra sinterizada?

La piedra sinterizada está compuesta de materiales 100% naturales como el vidrio, el granito o los óxidos naturales, aportando no sólo la dureza y la resistencia, sino también, la estabilidad y la variedad de colores en las piezas.

¿En qué se diferencia del mármol?

Se trata de un material muy fino con una baja porosidad que tiene entre sus características más destacables la dureza y la densidad.

¿Por qué elegir la piedra sinterizada?

  • Material fino de 3mm a 20mm de grosor que permite la aplicación en cualquier estancia, ya sea un baño o una cocina.
  • Calidad de materiales 100% naturales.
  • Sostenibilidad no sólo en el material en sí, sino también, en su proceso de fabricación, desde la maquinaria hasta la tecnología.
  • Material higiénico y fácil de limpiar. Tras la pandemia, una de las necesidades vitales de los productos en el hogar ha sido priorizar al máximo la eliminación de cualquier bacteria y este material lo pone demasiado fácil.
  • Variedad en la gama cromática. Poder crear cualquier espacio desde el diseño se basa en la variedad cromática de los productos. La importancia de esta necesidad hace que se esté convirtiendo en uno de los materiales favoritos para los arquitectos, diseñadores e interioristas.

La empresa TheSize ha depositado toda su confianza en este material creando la marca NEOLITH. Una marca que crea con piedra sinterizada sin perder los diseños atemporales y la funcionalidad a largo plazo.