¿POR QUÉ ES ESENCIAL COMPRENDER UNA IMAGEN?

Aprender las reglas y principios del lenguaje de las imágenes es imprescindible para la comprensión de la cultura actual. Una cultura constituida, cada vez más, por multitud de elementos visuales, procedentes de diferentes campos como son la fotografía, el cine, la televisión, el vídeo, los diseños gráficos e industriales, las artes plásticas, la prensa ilustrada, los cómics… 

Como afirma la diseñadora y profesora norteamericana Donis A. Dondis, en su libro “La sintaxis de la imagen”, las imágenes tienen una gran transcendencia y en líneas generales, se usan para la construcción de composiciones. Las imágenes son un vehículo cultural que, en sí mismas, constituyen un fenómeno cultural. 

Moodboard – COLORKER

Pero, ¿por qué es esencial comprender una imagen?

Comprender la cultura actual implica conocer la gramática de las imágenes. Captar, interpretar y apreciar la imagen son tres niveles de análisis en los que se necesita de la apreciación. Es decir, la capacidad de ver tiene que ir acompañada del conocimiento estructural de las imágenes y una experiencia visual con carácter activo y participativo deseado. Bauman desarrolló el concepto de “Modernidad líquida” para referirse a lo efímero que se están volviendo las realidades sólidas y con ello, el gran abanico de imágenes que se muestran diariamente en las redes. 

Existen procesos estético de aprehensión y conocimiento de la realidad a la hora de pensar y/o comprender una imagen. Por ello, en el momento que las empresas tuvieron esta necesidad, se comienza a integrar el concepto “Visual Thinking, es decir, la capacidad de relacionar, generar y descubrir ideas de una forma más eficaz y sencilla. 

Moodboard – COLORKER

Medialab afirma que el “90% de toda la información que procesamos es visual y retenemos el 80%, mientras que sólo se retiene un 20% a través de las palabras.” Cada día las empresas se apoyan más en el concepto Visual Thinking para obtener mejores resultados en cuanto a la comunicación y productividad. 

En In Imagen llevamos años trabajando desde las técnicas de pensamiento visual para crear, innovar y estimular la capacidad de creación de imágenes de nuestros trabajadores. Entre las técnicas más utilizadas se encuentra la creación de mapas mentales posicionando a nuestros clientes en el mercado y analizando a su competencia para comprender su necesidad visual, además de notas visuales que hemos adaptado a dossiers de inspiración y moodboards sintetizando la información.